Tendencias & Innovación

6 inmejorables estrategias de marketing deportivo

marketing deportivo

Las estrategias de marketing deportivo pueden ayudar a tu empresa a ganar el partido. Enfrentarse a los rivales con un plan bien orquestado aumenta las posibilidades de marcarles un gol por la escuadra que consiga que tus esfuerzos sean recompensados con los laureles de la victoria.

En el marketing deportivo es de máxima importancia jugar limpio. A día de hoy, las audiencias se han sofisticado y tienen claro lo que quieren. Personalización, cercanía y transparencia se encuentran entre sus demandas más frecuentes.

 

¿Qué estrategias de marketing deportivo garantizan mejores resultados?

Hay tácticas que funcionan bien sobre el papel y, después, en el terreno de juego no resultan tan efectivas. Con las estrategias de marketing deportivo sucede lo mismo y, si bien en una competición de cualquier disciplina es importante conocer bien al rival, en el caso del marketing lo que hace falta es poner el foco en el cliente.

 

A partir de ahí, queda decidir cuál de estas estrategias de marketing deportivo aplicar:

 

  1. Identificar a la audiencia objetivo. Antes de sumergirse en cualquier campaña de marketing deportivo, es mejor determinar la audiencia objetivo a la que se intenta llegar. Un público objetivo es un grupo específico de personas al que se dirige un mensaje de producto o marketing.
  1. Posicionar la marca. Un logotipo único y distintivo es un elemento crucial en la estrategia de marketing. Algunos de los mejores logotipos deportivos son simples pero memorables y todos consiguen posicionar la marca en un lugar distintivo en la mente de sus seguidores. Al diferenciar la marca de su competencia se vuelve más reconocible. Afiliarse a una causa específica también puede conseguir que un producto se recuerde fácilmente, además de servir para mostrar los valores y principios sobre los que se asienta la marca.
  1. Crear asociaciones. Todas las estrategias de marketing deportivo ganadoras implican asociaciones con personas influyentes. Las organizaciones deportivas a menudo destacan su patrocinio de una organización benéfica dentro de su comunidad. Esto puede elevar el perfil de ambas organizaciones y atraer nuevas audiencias.
  1. Diseñar un mensaje convincente. En el marketing deportivo, los mensajes son la base de la comunicación pública de una organización. Desde Facebook hasta los comunicados de prensa, un mensaje sólido y coherente debe guiar toda la comunicación pública. Pero hay que recordar que siempre es conveniente adaptar los mensajes al público objetivo.
  1. Seleccionar bien los canales de distribución. Una vez que se ha diseñado el mensaje que se quiere transmitir, es hora de seleccionar los canales de distribución adecuados para llegar al público objetivo. Estos podrían incluir canales de marketing en redes sociales, como Facebook y Twitter, u opciones de marketing de contenido, como blogs o correo electrónico. Todo depende de lo que esté más en línea con el público objetivo. Puede ser positivo experimentar con diferentes contenidos en nuevos canales y plataformas, e incluso puede alentarse el contenido generado por el usuario.
  1. Planear eventos especiales. Los eventos especiales, como los días de promoción, son un pilar del mundo deportivo. Su función principal es la de atraer nuevas audiencias que normalmente no están dentro del alcance de la organización. Así, al fusionar audiencias nuevas y antiguas en el evento, puede aumentar más rápidamente la base de contactos y la de seguidores.

 

Por último, sea cual sea la estrategia de marketing deportivo que se decida llevar a la práctica, habrá que medir y revisar su impacto. Al hacer una evaluación comparativa de dónde comienza la campaña, se puede seguir su progreso a lo largo del tiempo. Herramientas como HubSpot pueden ayudar a monitorizar métricas como las vistas de páginas y los clics en las llamadas a la acción. A partir de ahí, solo quedará ajustar la estrategia de marketing deportivo pueden para lograr los resultados deseados.