Tendencias & Innovación

Net working: 4 claves para aprovecharlo al máximo

net working

El net working es un término que se utiliza para designar los esfuerzos empresariales que se centran en crear una red de contactos que permitan, principalmente, alcanzar alguno de los siguientes objetivos:

  1. Encontrar empresas o profesionales colaboradores que contribuyan al desarrollo de un proyecto o de una serie de proyectos que generen beneficios.
  2. Establecer contacto con otras empresas o profesionales con los que llevar a cabo quid pro quos. Por ejemplo, una empresa no competidora que nos proporcione clientes al mismo tiempo que nosotros le proporcionamos otros a ellos a través de recomendaciones.
  3. Establecer relaciones profesionales que repercutan positivamente en la imagen corporativa de nuestra empresa.
  4. En menor medida, captar nuevos clientes.

En este post vamos a analizar algunas de las claves que nos permitirán aprovechar al máximo el net working en nuestra empresa.

 

Clave #1 de net working: dedicación mensual

Para que el net working surta efecto y nos ayude a alcanzar los objetivos mencionados, es obvio que debe ocurrir en primer lugar. Es por ello que debemos dedicar un tiempo determinado al mes a las actividades de net working.

Algunos consejos para ello:

  • Consulta las webs de las empresas que se dedican a organizar eventos de net working y suscríbete a su newsletter para saber cuándo convocarán uno gratuito en la ciudad o ciudades en las que tu empresa dispone de personal que pueda acudir. Generalmente, estos eventos gratuitos suelen estar costeados por los ayuntamientos, por lo que también puedes estar atento a los portales web de los mismos.
  • Contrata tú mismo los servicios de una de estas empresas para que organice un evento que te permita hacer net working.
  • Si cuentas con los recursos necesarios (lugar, catering, personal…), organiza tú mismo un evento de net working e invita a todas las empresas y profesionales que consideres que pueden crear sinergias contigo.
  • Acude a eventos de otro tipo en donde vayan a estar presentes otras empresas, profesionales e instituciones, ya que cualquier lugar de reunión puede ser la base de un proceso de net working.

 

Clave #2 de net working: no centrarse en vender

Como veíamos al enumerar los objetivos del net working, este no consiste tanto en captar nuevos clientes como en forjar relaciones profesionales que nos beneficien de un modo u otro. Por ello, en el momento de hacer net working no debemos centrarnos en vender nuestros productos o servicios, ya que hacerlo puede llegar incluso a ser contraproducente.

Centrémonos en conocer a las personas con las que hablamos e interesémonos por ellas y por la actividad que realizan mediante la escucha activa. Así podremos saber si existe la posibilidad de crear una relación que nos beneficie mutuamente. Además, al interesarnos por la actividad de la otra parte, el principio psicológico de la reciprocidad le llevará a interesarse por la nuestra y podremos hablarle de ella sin necesidad de realizar ventas directas.

 

Clave #3 de net working: dispón de tarjetas de visita

Aunque parezca increíble, una de las claves esenciales del net working que más se suele pasar por alto es la falta de tarjetas de visita. Es crucial que las personas que realicen net working representando a tu empresa dispongan de un elemento físico que puedan entregar a las empresas o profesionales con los que hablen para que después estos sepan cómo contactar.

Por lo tanto, asegúrate de que todos tus empleados disponen de una tarjeta propia, ya que cualquiera de ellos pueden llegar a hacer net working en el momento menos esperado.

 

Clave #4 de net working: ¿con o sin speech?

El speech de presentación es un discurso que una persona pronuncia para informar acerca de lo que hace ella o su empresa. Suele estar preparado de antemano y cuenta con una estructura predefinida.

La pregunta clave es: en el momento del net working ¿es recomendable contar con un speech o no? Aunque se suele hablar de lo importante que es, realmente no es tan indispensable. Basta con que la persona que representa a tu empresa tenga claros los objetivos de la misma, su filosofía y los productos o servicios con los que trabaja. Si los tiene bien interiorizados y es capaz de explicarlos brevemente, será más que suficiente.

El net working, en realidad, no deja de ser otra forma de hacer marketing. Si te interesa conocer otras, no olvides visitar nuestro Master en Dirección de Marketing y Gestión Comercial.